• Facebook logo Instagram logo
  • Anillo vaginal anticonceptivo: la guía completa sobre este método anticonceptivo

    © iStockphoto

    Los anticonceptivos se pueden dividir en dos grandes grupos: los hormonales y los no hormonales.

    Los anticonceptivos se pueden dividir en dos grandes grupos: los hormonales y los no hormonales. Mientras que los no hormonales – como los preservativos – no inciden en los niveles hormonales naturales, los métodos anticonceptivos hormonales incorporan en su fórmula alguna hormona de forma sintética para impedir el embarazo.

    Dentro de los métodos anticonceptivos con hormonas que hay en el mercado actualmente se encuentra el anillo vaginal anticonceptivo. Si ya estás utilizando esta opción o te planteas empezar a hacerlo, sigue leyendo, porque a continuación encontrarás todo lo que debes conocer sobre el anillo vaginal: cómo funciona, cuáles son sus ventajas y su eficacia.

    No obstante, recuerda que los métodos anticonceptivos hormonales, entre los que se encuentra el anillo vaginal, tienen que ser recomendados por un profesional de la salud. Tu médico será quien, según tu perfil clínico y tu estilo de vida, pueda indicar cuál es el anticonceptivo más adecuado para ti, así que no temas en acudir a su consulta para valorar tus opciones.

    ¿Qué son los anticonceptivos hormonales? Empecemos por el principio:

    Los anticonceptivos hormonales son métodos muy eficaces para evitar el embarazo. Su misión principal es el control de la fertilidad, pero también se utilizan para tratar desarreglos del ciclo menstrual e incluso otros problemas como el tratamiento del síndrome del ovario poliquístico (SOP), el acné o el hirsutismo (vello hormonal). ¿Cómo lo hacen? Gracias a versiones sintetizadas de progestágeno y estrógeno, hormonas naturalmente presentes en el cuerpo de la mujer y que cumplen con un papel específico en el ciclo menstrual.

    Lo que consiguen los anticonceptivos hormonales es influir en este proceso alterando más o menos los niveles hormonales. El resultado de detener el ciclo habitual es impedir el embarazo. Según su formulación pueden detener la ovulación directamente, hacer más espeso el moco del cuello uterino para impedir que los espermatozoides lo puedan atravesar o reducir la capa que recubre el útero.

    Existen diferentes opciones en cuanto a su formato y su formulación. La píldora combinada es el método anticonceptivo hormonal más extendido y combina ambas, pero cada vez están adquiriendo más protagonismo otras alternativas, como la píldora sin estrógenos de solo progestágeno o el anillo vaginal anticonceptivo.

    Qué es el anillo vaginal anticonceptivo

    El anillo anticonceptivo es un pequeño aro de un plástico flexible y no lleva látex. Ronda los 54 mm de diámetro y se coloca en el interior de la vagina. Una vez ahí, libera hormonas – progesterona y estrógeno – de manera lenta y continuada durante 3 semanas, las 24 horas del día. No hace falta hacer nada más, aunque antes de empezar a usarlo es necesario consultar con un profesional de la salud para que lo prescriba y resuelva tus dudas.

    El anillo anticonceptivo vaginal también se utiliza para tratar algunos trastornos asociados al ciclo, como dolores menstruales muy intensos o sangrado muy abundante. También puede aliviar dolores menstruales y el síndrome premenstrual (SPM).

    ¿Qué hormonas libera el anillo anticonceptivo?

    Estrógeno y progestágeno. Por eso, se trata de un método hormonal combinado, como la píldora más conocida, pero con diferencias: es vaginal (se coloca en la vagina) y es de liberación lenta (se administran lentamente desde la inserción del anillo).

    Efectividad del anillo vaginal anticonceptivo

    Su eficacia es muy alta si se usa correctamente: ronda el 99%. Esto quiere decir que solo 1 de cada 100 mujeres tiene un embarazo no deseado utilizando el anillo anticonceptivo vaginal. Para asegurar su eficacia conviene chequear de vez en cuando que sigue en su sitio, aunque lo habitual es que no se mueva si lo has colocado bien. No obstante, es compatible con el uso de otro método anticonceptivo no hormonal o de barrera, como el preservativo, para prevenir ITS.

    Eso sí, algunos medicamentos pueden restar eficacia al anillo. Si estás usando este método anticonceptivo y vas a iniciar un tratamiento farmacológico, pregunta antes a tu médico.

    Es posible que su eficacia disminuya al tomar algunos antibióticos, con algunos tratamientos antifúngicos, con algunos medicamentos para tratar el VIH o con medicación para evitar las convulsiones.

    ¿Cómo funciona el anillo vaginal anticonceptivo?

    Como hemos mencionado, el anillo vaginal pertenece al grupo de anticonceptivos hormonales combinados, ya que libera las dos hormonas, estrógeno y progestágeno. Esto significa que la composición es similar a la de otros combinados como la píldora o el parche, pero funciona de otra forma: es vaginal y de liberación lenta. ¿Qué implica esto? Lashormonasse liberan por vía vaginal, lo que permite evitar el primer paso hepático, es decir, al no estar involucrado el hígado en su absorción, la dosis de hormonas es más baja. Además, la liberación lenta y continua evita los picos que pueden derivar en dolores de cabeza o tensiones mamarias.
    ¿Y cómo funciona el anillo anticonceptivo para evitar el embarazo? Actúa de la siguiente manera:

    • Por una parte, hacen más densa y gruesa la mucosa del cuello del útero. Así es más complicado para los espermatozoides atravesarla.
    • Por otra, la liberación de estas hormonas provoca que el endometrio (el tejido que recubre el útero) se haga más delgado y dificulta la implantación del óvulo

    Sabiendo cómo funciona el anillo vaginal anticonceptivo, es fácil entender por qué su efectividad es tan alta (99% efectividad). Por eso, recuerda seguir siempre las instrucciones de uso y disfruta de la tranquilidad que este método ofrece.

    ¿Quieres saber cómo debes ponerte el anillo, quitarlo o guardarlo correctamente? Descúbrelo a continuación.

    anticonceptivo hormonal para mujer
    © iStockphoto

    Colocación del anillo anticonceptivo: el manual de instrucciones que necesitas

    Antes de entrar en materia, debes empezar a usar el anillo vaginal anticonceptivo en cualquier momento, siempre que la doctora o doctor así te lo haya recomendado. Lo más recomendable es comenzar a usar el anillo el primer día del ciclo, es decir, el primer día de la regla, aunque excepcionalmente también se podría empezar entre los días 2 y 5. Ten en cuenta que si es la primera vez que usas el anillo deberás añadir un método de barrera durante los primeros 7 días.  Y lo mismo sucede si lo introduces en cualquier otro momento fuera de los primeros 5 días de tu ciclo si vas a tener sexo vaginal utiliza un preservativo.

    ¿Cómo poner el anillo anticonceptivo? Colocación del anillo

    Poner el anillo vaginal es muy fácil, ya que su material es muy ligero y flexible. Solo tienes que seguir estos pasos:

    1. ¡Lee el prospecto! Es largo, sí, pero contiene toda la info del anillo que tú utilizas.
    2. Lava tus manos con agua y jabón.
    3. Saca el anillo vaginal de su sobre.
    4. Busca una posición cómoda y presiona el anillo ligeramente con la ayuda de tus dedos para introducirlo en la vagina, como si fuera un tampón.
    5. Empuja suavemente hacia el interior hasta que lo dejes donde no lo sientas.
    6. El anillo no se puede perder en el interior de tu vagina, pero ante cualquier molestia, retíralo de inmediato y vuelve a iniciar el proceso de colocación.
    7. Para retirar el anillo anticonceptivo, introduce un dedo y tira del anillo.
    8. Tíralo a la basura. ¡No lo deseches por el WC!, el planeta lo agradecerá.

    Su acción dura 3 semanas. Esto quiere decir que debes llevarlo puesto de manera continuada durante este tiempo, y extraerlo cuando hayan pasado 21 días. Se descansa durante una semana, que será cuando tengas el sangrado por deprivación (la versión de la regla que te llega al tomar anticonceptivos hormonales). Pasada esta semana, puedes colocar un nuevo anillo vaginal.

    colocación anillo vaginal
    © Pexels

    ¿Cómo se guarda el anillo vaginal?

    Si vas a tener varios anillos en casa para los siguientes meses, debes tener en cuenta que hay algunos que necesitan frío a partir de los 4 meses. Si quieres ahorrarte esa preocupación, existen otras opciones en el mercado que no necesitan ninguna condición especial de conservación. Pregunta en tu farmacia por la opción más cómoda y conveniente.

    ¿Qué pasa si el anillo se sale?

    Puede pasar que el anillo vaginal se expulse accidentalmente si no lo has puesto bien, al hacer algún movimiento o incluso si tienes estreñimiento. Entonces, ¿qué hacer si el anillo vaginal se sale? Si te das cuenta enseguida, es decir, antes de que hayan pasado 2 horas, no pasa nada. Su eficacia continúa intacta. Puedes lavar el anillo con agua fría y volver a ponértelo.

    Si ha pasado más de ese tiempo también es importante que te lo vuelvas a colocar cuanto antes, pero tienes que saber que puede haber perdido eficacia, especialmente si estás en las dos primeras semanas de tu ciclo. Si vas a mantener relaciones sexuales es aconsejable añadir otro método anticonceptivo no hormonal de refuerzo, como un preservativo, durante los siguientes 7 días.

    Si el anillo se expulsa en la última semana y lo has tenido puesto durante los 7 días anteriores, puedes no volver a colocarlo y dejar que pase el sangrado intermenstrual. Coloca uno nuevo a la semana siguiente. En cualquier caso, recuerda que lo ideal es consultar a tu ginecólogo por tu caso en particular para estar más segura.

    ¿Qué pasa si olvidas sacar el anillo anticonceptivo?

    En principio no hay ningún problema para tu salud si olvidas sacar el anillo (también llamado coloquialmente aro anticonceptivo)y lo tienes puesto en la vagina durante una semana más. Es decir, no habría problema si llevas el anillo 28 días en total. En este caso, quita el viejo, espera 7 días como siempre y coloca uno nuevo.

    ¿Qué pasa si estiras con el mismo anillo anticonceptivo más de 28 días? Si el anillo está en tu vagina más de 28 días dejará de tener eficacia y podrás quedarte embarazada. En este caso, extrae el anillo cuanto antes, y hazte una prueba de embarazo antes de colocar uno nuevo. Durante los siguientes 7 días desde que introduces el nuevo, es recomendable utilizar un método anticonceptivo de respaldo como el preservativo.

    Anillo vaginal y relaciones sexuales ¿Debo extraerlo?

    El anillo vaginal no interfiere a la hora de tener relaciones sexuales, por lo que no debes quitártelo para la penetración.

    Eso sí, vale la pena recordar que el anillo te protege del embarazo, pero no contra infecciones de transmisión sexual (ITS) ni enfermedades de transmisión sexual (ETS). Para que tus relaciones sean seguras, puedes acompañarlo de un anticonceptivo de barrera como el preservativo masculino o femenino.

    sexo con el anillo
    © iStockphoto  

    Anillo y menstruación

    Si utilizas el anillo vaginal, es posible que también te surjan dudas en el momento de la regla. Respondemos a las más frecuentes.

    Sangrado entre reglas y anillo vaginal

    Debes saber que cuando utilizas el anillo anticonceptivo vaginal puedes tener sangrado entre reglas. Aunque también se utiliza para regular el ciclo, es posible tener un sangrado irregular o expulsar un flujo de color marrón. Esto es especialmente frecuente durante los primeros meses de su uso y después se regulariza, pero ante cualquier duda pide cita con tu doctora o doctor.

    ¿El anillo es compatible con la copa o con un tampón?

    Por otro lado, es frecuente preguntarse si se pueden utilizar tampones con el anillo vaginal. La misma duda se extiende a la compatibilidad del anillo con la copa menstrual. En principio, el uso de uno y de otro no deberían coincidir, porque el sangrado por deprivación llega en los días de descanso y para ello es necesario extraer el anillo antes.

    Si coinciden porque sigues manchando pasada la semana de pausa, la respuesta es que sí: anillo y productos de higiene menstrual son compatibles. El anillo —si lo has colocado bien— estará algo más arriba, por lo que no habrá problema con un tampón o con la copa. Eso sí: es importante ser especialmente cuidadosa con la retirada del tampón y asegurarse bien de que el anillo no se expulsa a la vez de manera accidental. No obstante, si se saliera —puede suceder— basta con enjuagarlo un poco con agua y volverlo a insertar inmediatamente. En cualquier caso, el uso de tampones no interfiere en la eficacia del anillo vaginal.

    copa menstrual compatible con anillo vaginal
    © Exeltis Ser Mujer

    Ventajas y desventajas de utilizar el anillo anticonceptivo

    Igual que otros métodos anticonceptivos hormonales, el anillo vaginal tiene sus ventajas y sus inconvenientes. Aquí tienes una lista que te ayudará a descubrirlos.

    Ventajas

    • Es cómodo y fácil de usar:se inserta y se retira fácilmente gracias a su flexibilidad
    • Es muy práctico: te lo pones una vez al mes y te olvidas de que lo llevas puesto. No requiere estar pendiente a diario, como no las pastillas anticonceptivas, por ejemplo.
    • Su dosis de hormonas es muy baja, por lo que los efectos secundarios suelen ser muy leves.
    • Es fácilmente reversible: la fertilidad se recupera inmediatamente al dejar de usarlo.
    • No contiene látex, por lo que las mujeres alérgicas pueden usarlo sin problema.

    Desventajas

    • No protege de Enfermedades ni Infecciones de Transmisión Sexual (ETS e ITS).
    • No se recomienda para mujeres con riesgo de padecer trombosis y otras enfermedades cardiovasculares, colesterol, hipertensión o migrañas.
    • No está indicado para mujeres que tienen sobrepeso o son fumadoras mayores de 35 años.
    • Es incompatible con alguna medicación.

    Anillo anticonceptivo efectos secundarios

    Aunque los métodos anticonceptivos hormonales se podrían asociar a algunos efectos secundarios, su dosis de hormonas varía y es cada vez más baja. En el caso del anillo anticonceptivo, los efectos secundarios son habitualmente muy leves o aparecen solo al principio, ya que la dosis de hormonas es más baja que en otros anticonceptivos hormonales.

    Entre los efectos secundarios del anillo vaginal anticonceptivo están:

    • Dolores de cabeza
    • Náuseas
    • Hinchazón
    • Cambios en la libido (deseo sexual)
    • Sensibilidad en los pechos
    • Cambios en el ciclo menstrual: el sangrado puede adelantarse o retrasarse y, en algunos casos, desaparecer.
    • Sangrado intermenstrual ligero, como una especie de flujo marrón.

    Ante cualquier molestia al comenzar a usar el anillo (esté o no esté en el listado de efectos secundarios que encontrarás en su prospecto), pregunta a tu ginecólogo o ginecóloga.

    consulta al ginecólogo los efectos secundarios
    © iStockphoto

    ¿El anillo vaginal engorda?

    La respuesta es no, el anillo vaginal no engorda. Aunque es una creencia muy extendida, lo cierto es que, en su mayoría, los anticonceptivos hormonales van evolucionando y la formulación actual de casi todos ellos no afecta al peso. Si en vez del peso, te preocupa la retención de líquidos, es bueno saber que hay anticonceptivos que tienen efectos positivos sobre esta retención, dependiendo de su formulación y del tipo de hormonas que contengan.

    Si quieres saber más sobre un anillo vaginal en concreto, comenta tus dudas o preocupaciones con tu ginecóloga o ginecólogo.

    El embarazo después del anillo anticonceptivo

    Si decides que quieres quedarte embarazada, empieza por retirar el anillo al terminar el ciclo de 21 días. Aunque es posible que tu ciclo menstrual sufra algunos desajustes durante unos meses, la reversibilidad en cuanto a fertilidad es inmediata.

    En cualquier caso, ten en cuenta que el embarazo puede no llegar inmediatamente, independientemente de si has tomado anticonceptivos con anterioridad o no. Si te encuentras en esta situación, es buena idea notificar a tu médico que estás en el proceso de buscar un embarazo para recibir toda la información que necesites.

    Anillo vaginal y lactancia

    El anillo vaginal anticonceptivo contiene tanto progestágeno como estrógenos. ¿Y por qué debes tenerlo en cuenta? Los estrógenos no son recomendables durante la lactancia, porque puede interferir en la calidad de la leche materna. En esos casos, se suele recomendar optar por otros anticonceptivos como la píldora sin estrógenos o el DIU hormonal sin estrógenos. En este caso, lo más recomendable es acudir al especialista para evaluar de forma individualizada qué opción es la más apropiada para ti.

    ¿Dónde se consigue el anillo anticonceptivo?

    Para empezar a usar el anillo anticonceptivo tiene que habértelo recetado un médico. Existen diferentes opciones anillos anticonceptivos en el mercado, por lo que su uso, riesgos y beneficios también pueden ser ligeramente diferentes.

    Como decíamos, actualmente no es posible comprar el anillo vaginal sin receta. En España existen varias opciones financiadas por la Seguridad Social que suponen un coste muy bajo al mes. Consulta con tu médico para saber más.

    Recuerda que esta información es general y cada caso es diferente, por lo que tiene que ser un profesional de la salud quien evalúe tus circunstancias y, según tus características, tu perfil clínico e incluso si has estado utilizando otro anticonceptivo hormonal antes, te recomendará el uso del anillo vaginal o te propondrá la alternativa más adecuada para tu caso.